El Paisaje y la Gastronomía de Cádiz

 En sus 260 kilómetros de costa atlántica destacan sus playas largas y de arena fina, muchas de ellas aún no urbanizadas ni extremadamente explotadas turísticamente. Todo el litoral forma parte de la Costa de la Luz.

Podemos encontrar desde playas urbanas de excelente calidad como las de La Victoria en Cádiz capital o La Barrosa en Chiclana, hasta playas vírgenes como las de Levante en El Puerto; Los Caños de Meca y Zahora en el municipio de Barbate, Bolonia en Tarifa y El Palmar en Vejer. En el interior cabe destacar las bodegas de Jerez o la Ruta de los Pueblos Blancos y la Ruta del Toro.

La sabrosa gastronomía gaditana resume los platos más apetitosos de Andalucía. Los productos de la sierra y del mar, acompañados de sus inmejorables vinos, harán de nuestro viaje una deliciosa experiencia. La amplia gama de pescados y mariscos han dado nombre propio a los langostinos de Sanlúcar, al "bienmesabe", a la Urta a la Roteña, la dorada a la sal, las almejas con fideos, las tortillitas de camarones, y un largo etcétera de platos que más vale probar que enumerar.En la sierra, degustaremos los guisos de caza (ciervo, jabalí, conejo, perdiz, etc), el Ajo caliente, la sopa de Grazalema, los riñones al Jerez, los choricitos de El Bosque, lomos en manteca, etc.

La repostería, impregnada de su herencia árabe, ofrece productos únicos, como las Tortas Chiclaneras, los alfajores y dulces navideños de Medina, los tocinillos de cielo de Jerez, los Amarguillos de Grazalema, etc.  Cada localidad le endulzará el paladar en sus rutas por la geografía gaditana.